domingo, 18 de abril de 2010

Prostitutas, Tacos y Smog...

Hoy fue un día demasiado lento donde crees realizar demasiadas cosas y solamente viste pasar el tiempo esperando ha que todo esto terminara pero bueno por una extraña razón camine por la calle de correo mayor en el centro histórico, observando la tranquilidad de la calle al estar todos los locales cerrados y unos cuantos drogadictos pidiéndome plata para el “chiquito” en fin termine de recorrer la calle con un amigo y lleguemos a la fabulosa y extravagante calle de San Pablo, donde esta la estación Pino Suarez.

Nos detuvimos en un puesto para comer cinco tacos por diecisiete pesos y cincuenta centavos, con un vaso de consomé gratis, la verdad fue interesante ver ese contraste de cosas tan… baratas, gritos, prostitutas y ese olor de perro muerto que salía del puesto de tacos, donde la tripa que se comió mi amigo parecía chicle, donde si te tocaba un garbanzo en el consomé era cuestión de suerte y donde si alguien te guiñaba el ojo sentías que ya eras el galán de la colonia, o en mi caso que ya me había cargado el payaso, terminamos de comer y de observar ese paraíso barato y contaminado sin conseguir un buen taco de ojo.

Al no tener éxito mi amigo y yo continuamos caminando por la calle viendo y comparando los diferentes modelos disponibles en una gama de presentaciones y formas del amplio catalogo esquinero. Llegamos al teatro Teresa donde las cuestión de la masturbación se volvió una pregunta filosófica al querer saber si realmente se masturban los señores bigotones que entran ha ese recinto. Me dio asco continuar filosofando así que mi amigo y yo, mojados por el tema decidimos seguir caminando encontrando más smog para respirar.

3 comentarios:

  1. Vaya, un gusto saber por fin de estas crónicas taqueras que tanto ansiamos. Hasta que el poeta urbano decidió salir del umbral de las vacaciones y regreso a su blog taquero y más ahora que nos engalana con una entrada sobre los tacos de suaperros y las chicas buena onda que se dedican a cuidar las cortinas de aquellos locales de bicicletas. No crean que las conozco solamente me ha tocado escuchar una que otra "Crónica taquera" jaja aunque no del mismo filósofo ni con el mismo debraye imaginativo que nuestro San Pedro de la imaginación. Muy buena mezcla se sabor literal con poesía callejera, ni Ana Frnak describiría esta escena como lo haces tú. Espero ver más seguido el encuentro de los tacos de los domingos en este ciber libro que firmas con gusto. PD. Te saltaste los tacos de guisado de pascuas con su huevo cocido jajaja.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja ke asko x todo!! enfin asi es como vivimos ... nunk he kminado x alli y la vrdd como lo relatas no kisiera hacerlo pero m imagino ke ha de ser como tacuba jajajaja....

    oie tu amiwo sobrevivio a esos takos? iuuu!!

    ResponderEliminar
  3. hahaha te mojaste pensando en los señores jugando al sube y baja¿ haha o pensando en las finas señoritas con faldas cortas haciendo sus mejores poses en los locales de bicicletas hahaha o por los dos =O,, pobre del perro que se empacaron me imagino la nata de consome o el agua con sal qe te comiste y el olor a grasa escurriendo combinada con jabon jajaja espero y hay estado muy chikles! && te hayas sentido el guapo de la colonia mm centro con chaqas guiñandote el ojo haha no que miedo pd.. me debes uno

    ResponderEliminar